viernes, 1 de mayo de 2015

Tarea de un alumno sobre el Reino


Jesús y su Evangelio del Reino


Rachel Lockett, un estudiante de Atlanta Bible College, dedicó uno de sus trabajos de investigación en Doctrina Básica de la Biblia al tema favorito de Jesús.

El propósito de este artículo es explicar al lector el significado y la importancia del Reino de Dios, tratando de responder a las siguientes preguntas: ¿Qué significa la palabra "reino"? ¿Cuándo empezó? ¿Es importante? ¿Quién reinará en el? ¿Cómo va a ser? ¿Cómo se puede heredar?

"Es habitual hablar de un reino (basileia) por estar formado por dos componentes: [1] una autoridad para gobernar y [2] el reino o territorio sobre el que se ejerce el reinado del rey. Vine, por ejemplo, habla del reino como [1] la soberanía, del poder real, el dominio y [2] del territorio o pueblo sobre el cual un rey gobierna. Strong afirma igualmente que el reino se compone de «poder real, realeza, dominio, las leyes 'y' el territorio sujeto a la regla de un rey." Bauer, Gingrich y Danker llaman al reino [1] 'realeza, el poder real, gobierno real 'y [2]' el territorio gobernado por un rey '". [1]

Estas declaraciones dan una imagen más clara de lo que la Biblia quiere decir cuando habla del Reino. "Debido a que será en todo sentido físico y político, será un reino que de verdad tendrá un rey, un gobierno, una capital y un sistema internacional de leyes. Dios ya ha delegado ' todo poder en el cielo y en la tierra ' a su propio Hijo, el Señor Jesucristo". [2]

¿Cuando se establecerá el Reino de Dios?
Los discípulos le preguntaron a Jesús esto en Hechos 1:6. Él respondió en el versículo 7: "No os toca a vosotros saber los tiempos o los sucesos, que el Padre puso en su sola potestad." Nadie sabe, ni siquiera Jesús, la hora exacta en que el Reino vendrá. Dios ha guardado este secreto para sí mismo. Lucas 21:25-31, dice que cuando uno vea las señales del fin de la era, sabrá "que el Reino de Dios está a punto de venir." El signo fundamental es la venida del Hijo del Hombre (Jesús) en un nube. Esto se conoce como la parusía, la venida de Cristo. En Hechos 1:11 la promesa es dada por dos ángeles: "¿Por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que está siendo tomado de vosotros al cielo, así vendrá exactamente como le habéis visto ir al cielo ".

¿Es importante el Reino de Dios?
Es el centro de todo lo que Jesús enseñó. John Bright dice: "El concepto del reino de Dios implica, en un sentido real, el mensaje total de la Biblia" (El Reino de Dios, p. 7). Sir Anthony Buzzard, en su libro La Venida del Reino del Mesías, dice:
"El Reino de Dios es el centro de toda la misión de Jesús. Es su lema y el núcleo de toda su enseñanza. Anunció que estaba "a la mano" (Marcos 1:14, 15), demostró su poder en su ministerio, lo prometió como recompensa a sus discípulos (Lucas 12:32), a quienes instó a orar por su venida (Mateo 6:10). "
Juan el Bautista también predicó el Reino de Dios, convocando al público a una nueva vida: "Arrepentíos, porque el reino de Dios se ha acercado" (Mateo 3:2).

¿Quién va a reinar en el Reino de Dios?
Jesús, el Mesías será el Rey. Buzzard afirma que el Mesías, el agente de Dios, va a administrar un gobierno mundial ideal. En Lucas 22:29, 30 Jesús dijo a sus apóstoles: "Yo les asigno un reino, como mi Padre me ha nombrado a mí, para que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino, y os sentéis en tronos que administran los doce tribus de Israel. "Los apóstoles también reinarán. I Corintios 6:2 declara, "¿no sabes que los santos han de gobernar el mundo?" Todos los santos de todas las edades reinarán con Cristo.

¿Cómo será el Reino de Dios?
De acuerdo con Isaías 65, será un lugar donde no habrá llanto, ni clamor, (v. 19), la gente va a llenar sus días (v. 20), casas se construirán y habitarán, se plantarán viñas y se disfrutaran (v. 21). El lobo y el cordero comerán juntos, leones comerán paja, las serpientes comerán polvo, y ninguno de ellos se dañarán o destruirán. Ezequiel 34 establece que en el Reino de
Dios habrá "lluvias de bendición." La tierra dará su fruto, y el árbol del campo dará su fruto. No habrá más hambre.

¿Cómo se puede heredar el reino de Dios?
Oswald Chambers, en su libro En Pos de lo Supremo, escribe:
"La entrada al Reino es a través del dolor del arrepentimiento que se cumple en la bondad de un hombre rendido". [3] Entonces el Espíritu Santo - Dios en acción - forma una nueva vida en el creyente.

Mateo 5:3 dice que los "pobres de espíritu" heredarán el Reino. El versículo 10 dice que los que padecen persecución por la justicia también poseerán el Reino de Dios. Hechos 14:22 habla de aflicciones: "Debemos a través de muchas tribulaciones entrar en el Reino de Dios"
En Juan 3:3, Jesús dice a Nicodemo: "En verdad os digo: A menos que un hombre nazca de nuevo no puede ver el Reino de Dios. "I Corintios 6:9-11 advierte," los injustos no heredarán el reino de Dios. "Si todos hemos pecado y estamos por lo tanto destituidos, ¿cómo puede alguien injusto heredar el Reino? El versículo 11 responde a esta pregunta: "habéis sido lavados, habéis sido santificados, habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús y por el Espíritu de nuestro Dios."

La única manera de heredar el Reino es a través de creer en las palabras de Su Hijo Jesucristo. En Juan 14:6 Jesús dice: "Yo soy el camino, la verdad, y la vida:. Ningún hombre viene al Padre, sino por mí" El Reino de Dios está disponible para todos los que se darán cuenta de sus pecados, y confiesen con su boca al Señor Jesús, crean en su corazón que Dios le levantó de los muertos, y se arrepientan de sus pecados. Juan 3:16 dice: "Porque tanto
amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna [la vida de la era por venir - la vida en el reino] . "

Concluyo con una bella imagen del Reino de Dios que encontré en Internet:
"Usa tu imaginación por un momento. Piensa en un mundo en paz, sus habitantes sanos y bien alimentados y haciendo un trabajo gratificante. Imagina un mundo en el que hay pleno empleo, donde las personas no sean explotadas y donde un hombre puede vivir una vida larga y próspera, un mundo en el que el hambre y la peste ya no matan a una cuarta parte de la población y donde todos los recursos de la tierra y los mares se cosechan. Así vas a encontrar una imagen del Reino de Dios.

"Ahora reflexiona sobre la ausencia de la intolerancia religiosa o la lucha sectaria, imagine los beneficios de las leyes aceptadas internacionalmente, con la justicia administrada por jueces ecuánimes. ¡Elabora una imagen mental de la vida sin el terrorismo y el maltrato infantil, donde prevalece la buena vecindad y las malas tendencias desaparecen, donde los gobiernos establezcan buenas normas de conducta, y pongan en práctica sólo las formas de retribución. Ese será el reino de Dios en la tierra! ... El reino tiene que ver con un real y tangible imperio mundial que se crearå cuando el Señor Jesucristo regrese a la tierra desde el cielo en un futuro próximo ". 

Dejé lo lentes que condicionan II


Dejé los lentes que condicionan...

Edwin Mauricio Alza


Mi cambio para pastorear en una congregación más grande(mil miembros) me llevó a profundizar en el tema del gobierno de la iglesia, en aquel tiempo preparé una enseñanza buscando respaldo en el NT para la línea vertical de autoridad de los absorbentes y dominantes superiores de la denominación(aunque realmente era una autocracia) el planteamiento consideró la indispensable intervención de los apóstoles al principio de la iglesia y esa autoridad calzaba perfectamente en el sistema autoritario en que vivía, pero como siempre quise ser sincero conmigo mismo y delante de Dios entonces noté que algo no encajaba en la aplicación contemporánea de ese sistema.

El problema radica en que hoy no hay apóstoles así que tampoco debe haber una dependencia a los dictados de un individuo, los apóstoles controlaron en un primer tiempo la obra de la iglesia debido a que por la imposición de manos o su presencia(3)se daba el
Espíritu Santo a los creyentes, pero ante la desaparición de ellos ningún pastor, maestro o evangelista suministra el Espíritu de Dios, si no que es conforme nuestro Mesías Jesús indicó que sería cosa común y permanente del actuar de Dios (Juan 7:38) donde es claro que para recibir el Espíritu Santo solo basta creer en Jesús en el marco de las Escrituras hebreas, es decir en su realidad de Mesías, Rey de Israel que reinará en el reino de Dios para siempre.

Lejos de la organización mundana de las denominaciones religiosas, entendí por el 2006 que la iglesia solo debe funcionar con pastores y diáconos como se resume en el inicio de la carta a los Filipenses, desde luego los evangelistas son ancianos que trabajan en predicar. Lo que siguió fue el tema del sostenimiento económico ante la total ausencia de instrucciones y práctica del diezmo en la historia temprana de la iglesia, partí del sencillo razonamiento que si los apóstoles no tomaron jamás diezmos porque no les correspondía al no ser sacerdotes levitas por no pertenecer a dicha tribu(el haberlo hecho hubiera determinado la muerte de ellos por profanar las cosas santas) esto es cierto para nuestro Señor Jesús que era de la tribu de Judá (Hebreos 7:12-14), el tomar diezmos hubiera precipitado su muerte por irrogarse un derecho reservado para la familia que servía al culto en el Templo de Jerusalén, en definitiva si Jesús ni sus apóstoles tomaron diezmos ¿porqué los toma la iglesia hoy?.
Continuará

miércoles, 29 de abril de 2015

Todo mortal o todo inmortal




Todo mortal o todo inmortal

Edwin Mauricio Alza

Si el hombre tiene alma inmortal ¿puede llamarse mortal?

Un concepto sin sentido es el que confiesan hoy (yo lo hice por años) la mayoría de evangélicos y la totalidad de católicos y es que el hombre tiene un cuerpo pero también un alma y que esa alma que es en realidad el hombre, sobrevive a la muerte. Escuché declaraciones que dicen que hay pecados que comete el cuerpo pero el alma no y que los pecados del alma son más graves, otro decía que los sentidos del hombre están en su alma porque según dicen el cadáver no se queja de nada y esa es su demostración contundente. Otros dicen que se alaba con el alma pero se adora con el espíritu, también hay los que afirman que el alma de los pecadores anhela a Dios pero su carne no y que muerte no es perder la vida si no separación.

Si la tradición cree que el hombre es en realidad alma inmortal y que el cuerpo solo es su caparazón terrenal, entonces la tradición no debe confesar un hombre mortal, pues ni un solo instante ese hombre-alma deja de ser consciente de su existencia, ni un solo instante deja de tener vida, en otras palabras no muere (pasma oír estos conceptos de Platón de la boca de llamados cristianos) es ridículo llamar muerte del hombre al abandono del envoltorio(1), si sólo se trata de una separación entonces eso no es muerte.

Según la tradición, las palabras de Dios a Adán serían vagas y carentes de información veraz, tratando la muerte del hombre Adán como volviendo todo él al polvo, pero en realidad la palabra del Omnisapiente es concluyente y no deja espacio para un alma que no vuelva al polvo. Si el hombre es mortal, entonces todo elemento de este es mortal. No existe un ángel con riñones de hombre. El Único que tiene inmortalidad y la tendrá siempre es Dios nuestro Padre, él la regaló a Jesús y cuando Jesús vuelva Dios regalará inmortalidad a los fieles a través de él.

1 Corintios 15:22
Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.
Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.

v.53
Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.
Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra...


La expresión "esto mortal" se refiere al hombre completo, indicando que necesitamos ser revestidos por la inmortalidad ya que no la tenemos.
Por lo tanto, no hay sentido en llamar mortal a un hombre que esencialmente es inmortal. El hombre invisible no puede tener la silueta visible.

(1) Algunos afirman haber abandonado su cuerpo y luego de un paseo por el cielo sentían repugnancia volver a "entrar" en el.

Las denominaciones no son necesarias




Las denominaciones no son necesarias

Edwin Mauricio Alza

La iglesia evangélica heredera de los reformadores del siglo XVI está conformada por muchas denominaciones, la mayoría de ellas tienen como origen común el seno de la iglesia Anglicana o catolicismo inglés. Es comprensible que en la mente de los asociados a las denominaciones esté la convicción que ser cristiano significa pertenecer a cualquiera de estas instituciones y tener celo por ellas, después de todo la denominación que ganó la popularidad desde el tercer siglo fue la iglesia católica romana la que con un sistema violento y férreo dominó el mundo occidental en forma de monopolio religioso por más de 1200 años hasta la reforma protestante.

Las denominaciones nacieron de divisiones de otras más antiguas, algunas de esas divisiones tuvieron motivaciones egoístas pero otras con intenciones de restaurar la visión perdida por sus antecesores. Casi siempre las denominaciones quieren reclutar al converso para que milite según su intrincada forma de vivir la religión, algunas someten al captado a una instrucción para que le quede claro como quiere la denominación que actúe en la vida diaria, otras simplemente esperan absorverlo por la presión de grupo poco a poco.

Hay denominaciones que permiten a sus miembros tomar decisiones propias de acuerdo a su conciencia en la mayoría de cosas con las consabidas pérdidas de membresía debido a que el individuo llega a entender que no necesita una denominación para pertenecer al cuerpo de Cristo.

Pero también existen las que se dan cuenta que necesitan decidir por el creyente y no dejar estas decisiones a la conciencia para poder mantener cautivas a las personas, saben que el éxito libre de éxodo es la dictadura. No se debe juzgar mal a los adeptos de estas denominaciones porque a final de cuentas son el producto de un adoctrinamiento alienante, recordemos que la iniciación en una religión es como volver a ser niño y aprender todo de nuevo. Esto prepara al individuo para que se someta a cosas de los más ridículas.

Existen denominaciones donde una mujer debe dejar de usar desodorante o perfume, en otra no puede bautizarse hasta que le crezca el cabello o los varones deben prometer no usar barba nunca más. Cuando llegan a ser miembros se les dice que deben usar camisa de mangas y corbata para los servicios, las camisas de mangas cortas son mundanas para algunos, el miembro que rehuse someterse perderá sus derechos y recibirá el menosprecio de la comunidad, la hermana puede ser mal vista si usa ropa deportiva para entrenar a sus alumnos o si participa de una cena navideña, si recorta algunos centímetros de cabello o si no diezma. Seguramente algún dirigente dirá que no obligan a nadie a ser miembro en su denominación, pero lo cierto es que exigir lo que Dios no exige es caer bajo los ayes que Jesús pronunció contra los fariseos, es hacer tropezar a los gentiles.

Lo cierto es que si no existiera ninguna denominación en la tierra el cuerpo de Cristo sí existiría, el mínimo para que la iglesia sea una realidad es la reunión de dos creyentes que se edifiquen en la fe del Mesías Jesús. Que maravilloso es que dos familias se reúnan para adorar a Dios e inviten a un hermano apto para enseñar y así estudiar la Biblia. La denominación por su puesto no es anti bíblica siempre y cuando no atente contra la libertad de conciencia del miembro.



miércoles, 15 de abril de 2015

Volvamos al Evangelio del Reino





Volver al Evangelio del Reino


Este es el mensaje de salvación que Jesús y Pablo siempre ofrecen al público. [4] Jesús, después de haber predicado el Evangelio del Reino, mandó a los apóstoles y discípulos hasta el fin de la edad, a entregar el mismo mensaje / Evangelio del Reino de Dios a todo el mundo (Mateo 28:19, 20). Esta tarea ha sido aparentemente mal ejecutada, ya que los que profesan ser cristianos han utilizado cada término descriptivo para el Evangelio, excepto el que siempre se encuentra en los labios de Jesús, Si comparamos Lucas 9:11 con Hechos 28 "el Evangelio del Reino.": versos 30, 31, encontramos que Jesús y Pablo normalmente daban "la bienvenida a la gente", e inmediatamente comenzaban a abordar el más importante de todos los temas del Evangelio, el Reino de Dios.


Sorprendentemente, algunos hoy en día ni siquiera creen que el evangelio que Jesús predicó debe ser predicado en absoluto. Suponen, muy equivocadamente, que Pablo le dio un evangelio diferente a los gentiles. Si esto fuera así, Pablo se habría puesto a sí mismo bajo su propia maldición (Gál. 1:8, 9) por el abandono del único y verdadero Evangelio salvador. Sólo hay un mensaje ó Evangelio de salvación ofrecido a todos los seres humanos. El evangelio de la gracia es idéntico al Evangelio del Reino (Hechos 20:24, 25).

La importancia del Evangelio del reino no puede ser exagerada. En el Jesús nos ofrece el elixir de la vida. Se presenta un mensaje para nuestra recepción inteligente que nos promete la vida indefinidamente. He aquí cómo funciona el mensaje de la inmortalidad. Primero tienes que escucharlo bien declarado. En segundo lugar hay que entender con la comprensión, la comprensión de un "niño" cuyos ojos y oídos están abiertos a la revelación divina (véasea Ef. 1:13). En tercer lugar hay que mantenerlo en tu vida, a pesar de las distracciones perennes de la persecución, la preocupación y el deseo por otras cosas (Lucas 8:15). Todo esto Jesús lo hizo claro en su ilustración más fundamental sobre la semilla y el suelo (la parábola del sembrador, Mateo 13; Marcos 4, Lucas 8). En esa maravillosa "comparación" teológica Jesús dijo que la salvación es un proceso que debe comenzar, continuar y persistir hasta el final.


Todo depende de la aceptación inteligente inicial del Evangelio "semilla" del Reino como Jesús lo predicó. Sólo aquellos que mantienen la fe y la obediencia hasta el fin serán salvos (Mateo 24:13). La salvación para los cristianos del Nuevo Testamento es como una carrera. El objetivo, la salvación, "ahora está más cerca de nosotros que cuando creímos" (Rom. 13:11). Estamos "siendo salvados" ahora (1 Corintios 1:18; 15:2), y fuimos salvados "en la esperanza" (Rom. 8:24), y seremos salvos en el regreso de Jesús.


No se puede ganar una medalla de oro, cuando el disparo de salida acaba y nadie se gradúa de la universidad en la orientación vocacional. La salvación es una carrera hasta el final y el estímulo que recibimos para empezar es el Evangelio del Reino, que nos imparte la energía de Dios mismo (1 Tesalonicenses 2:13;. Juan 6:63;. Gal 3:2).

miércoles, 8 de abril de 2015

La Reina-Valera viene de fuentes católicas




La Reina Valera viene de fuentes católicas



Casiodoro de Reina, monje jerónimo español del Monasterio de San Isidoro del Campo, tras partir al exilio para escapar de las persecuciones de la Inquisición, trabajó durante doce años en la traducción de la Biblia. La Biblia del Oso fue publicada en Basilea, Suiza.


Para la traducción del Nuevo Testamento, Reina se basó en el Textus Receptus (Erasmo 1516, Stephanus, 1550), aquí se debe considerar que el textus receptus es hijo del texto bizantino que la iglesia católica influenciaba y regentaba, sus orígenes se hallan en el imperio bizantino en las regiones de Constantinopla de dominio católico primero y ortodoxo posteriormente . Al parecer de Reina, tenía a la vista las versiones del Nuevo Testamento de Juan Pérez de Pineda de 1556, Francisco de Enzinas de 1543 y traducciones de Juan de Valdés. Erasmo como católico produjo una obra inclinada a sus convicciones religiosas y utilizó unos pocos manuscritos muy tardíos (siglo X)

Las dos primeras ediciones, la de Casiodoro de Reina (1569), llamada la Biblia del Oso, y la de Cipriano de Valera (1602), llamada la Biblia del Cántaro, contenían todos los libros incluidos en la Biblia Vulgata latina de Jerónimo de Estridón, que es el texto oficial de la Biblia para la iglesia católica romana. Es decir, que incluía nueve libros deutero-canónicos católico-ortodoxos (llamados apócrifos por los evangélicos) y otros tres, propios del canon largo seguido por iglesias cristianas ortodoxas. En la revisión de Valera, no obstante, estos libros se situaban a modo de apéndice en una sección aparte.

Estos dos hechos harto conocidos indican que la biblia Reina- Valera fue traducida de fuentes católicas, por uno que había sido monje y que aún consideraba los apócrifos como para estar en la Biblia debe hacernos reflexionar, si acaso debemos encerrarnos en el fanatismo ciego de seguir solamente una versión de fuentes católicas y de lenguaje anacrónico.

Nota: Aclaro que creo que todas las traducciones contienen la verdad que plasmaron los escritores originales en un 97 % . El otro 3% es de corrupción textual perpetrada por las religiones mayoritarias.

lunes, 6 de abril de 2015

El cristiano y la tierra prometida



La recompensa cristiana


¿Por qué "ir al cielo" cuando la Tierra Prometida garantizada a los descendientes de Abraham - que son los creyentes (Gálatas 3:29) - es la tierra de Canaán, en la que Abraham vivió! (Heb. 11:8, 9). ¿Puede heredar la tierra (Mateo 5:5), como Jesús lo prometió, si usted va "al cielo"? ¿Puedes gobernar con Cristo "en la tierra" (Apocalipsis 5:10) si no vas a estar en la tierra? Medita todo esto con cuidado y oración. No te olvides el peligro de ser como el que "se alejó de la esperanza puesta en el Evangelio" (Col. 1:23). Es vital saber lo que usted está esperando y donde Jesús estará en el futuro, con el fin de tener un control firme sobre el contenido de la esperanza cristiana, una virtud sólo superada por el amor.

Dios le prometió a Abraham y a Jesús la tierra (Génesis 12, 13, 15, 17, Gal 3:19), y esto debe demostrar que la Tierra va a estar disponible para Abraham y para todos los fieles después de la resurrección. No se puede heredar un planeta que haya dejado de existir!

El uso casi universal de la palabra "cielo" para describir la recompensa cristiana data de la desafortunada mezcla de la filosofía platónica con la fe bíblica. Fue Platón quien habló de "esa tierra que es pura y se encuentra en la región pura de los cielos" ( Fedón, LVIII, p 109).
Platón espera que las almas sin cuerpo residan allí. El fuerte y platonizado Padre de la Iglesia Orígenes (c. 185-254) comparte el mismo concepto del destino cristiano.

Sorprendentemente, argumenta que cuando Moisés y Jesús hablaron de la tierra prometida como la recompensa de los fieles (Éxodo 3:8;.. compare con Salmo 37:11;. Mat 5:5), nos pretende hacer creer que esa "tierra pura "se encuentra en" la región pura de los cielos "(Orígenes contra Celso, cap. 29). Jesús, en otras palabras, se supone que se puso de acuerdo con Platón!

Orígenes fue una poderosa influencia en la formación de la doctrina post-bíblica. Los cristianos de hoy que hablan del "cielo" como recompensa están siguiendo los pasos de Platón y Orígenes y se encuentran en una lamentable contradicción con Jesús, quien con todos los profetas de Israel, nos promete la tierra (Mateo 5:5), este planeta Tierra.